0

Visita a la fábrica de escapes GPR

By 27 junio, 2019 julio 3rd, 2019 Mecánica, Noticias, Uncategorized

Hace unos días, los amigos de GPR Exhaust System me hicieron una proposición muy...tentativa. 

Debido a la reciente incorporación de su gama de productos a nuestra web, querían invitarme a conocerles y enseñarme sus instalaciones y su modo de trabajar. Además se mostraron  interesados en mi proyecto de fabricar una línea de escape para mi V85TT para luego pasarla a producción. Así que me propusieron ir a visitarlos en moto, dejársela allí unos días y volver a por ella en cuanto tengan preparada la línea. Me pareció una idea formidable así que dicho y hecho, vámonos a Italia!!!

Para mí, solo hay una manera de que un viaje a Italia se me haga ameno, y es...atravesando los Alpes. Así que me estuve informando acerca de posibles rutas para llegar a Milán y la que más me convenció por tiempo, fue una que tenía una primera parte de autopista que pasaba por Montpellier, Aix-en-Provence y llegaba a Castellane donde encontré un fantástico lago en el que me pude dar un buen chapuzón. A partir de allí iría subiendo por diferentes puertos como el Coll de Allos o el de Izoard, hasta llegar a Barcelonnette y luego a Briançon, uno de los últimos pueblos franceses antes de cruzar la frontera con Italia donde pasé la primera noche. Un total de 805 kms.

 

La siguiente jornada era más corta aunque más aburrida. Después de unos 40 kms de puerto de montaña para llegar a Italia, me esperaban 210 kms de autopista para llegar a Riozzo di Cerro al Lombro, a las afueras de Milán donde se encuentra la fábrica de escapes GPR. Allí había quedado con Toni, mi enlace en España y quien me presentaría a Mauro, uno de los gerentes de la marca.

A la visita, también se incorporaban los amigos de la revista Mototaller. Juntos pudimos hacer un tour por las instalaciones y ver todo el proceso de fabricación de una línea de escape.

He de decir que me ha sorprendido gratamente ver trabajar a la gente de GPR. Lo primero porque he podido comprobar que el producto nace y se hace en la fábrica. Todas las piezas se diseñan y se fabrican allí a excepción de pintura y cromados que se hace en otras instalaciones. Lo segundo que me ha impresionado ha sido el comprobar que esta gente son verdaderos artesanos del mundo de los escapes. Si esperabas ver una maquinaria ultra moderna fabricando escapes a cascoporro, te has equivocado. La plantilla de unos 30 trabajadores “laboran” sin prisas, todo a mano; soldaduras, curvado de tubos, remaches, todo a excepción del corte de piezas por presión de agua y el mecanizado CNC de los contra culatines de los escapes se hace a mano.

Todo el equipo de GPR me atendieron super amables y me dejaron moverme por los talleres como si fuera uno más. Desde la simpatiquísima secretaria Verónica hasta el perfeccionista Eduardo, encargado de los nuevos desarrollos. Así da gusto!!!

Los 2 días que he pasado allí, me han servido para conocer mejor las características de todos los escapes y así poder asesorar mejor a nuestros clientes y sobre todo, para comprobar la calidad con la que trabajan los amigos italianos.

GPR lleva más de 50 años en el mercado y destaca además de por sus elegantes diseños, porque fabrican escapes que realmente funcionan, es decir, no solo consiguen un sonido expectacular, (graves, contundentes pero sin ser estrepitosos ni con eco metálico), sino porque además, todos los modelos los prueban en el banco de potencia y se esmeran en conseguir el máximo rendimiento posible. GPR fabrica desde colas de escape hasta líneas enteras dependiendo de la moto y además, con o sin catalizador. Por lo tanto, puedes elegir entre escapes de alto rendimiento no homologados hasta escapes con mejora de rendimiento y homologados. Y lo mejor de todo es que tienen una de las gamas más extensas del mercado, desde los escapes más modernos hasta escapes de clásicas de todos los tiempos.

En nuestro caso, nos hemos decidido por una línea semi completa Racing. Eso significa que GPR aprovecha el primer tramo de colector de la moto y luego diseña un supresor de catalizador que enlazará con la cola que hemos elegido, en este caso, el nuevo prototipo que pronto saldrá a la venta y al que han bautizado con el nombre de Dual. Se trata de una cola de escape fabricada en titanio y fibra de carbono con doble salida y un sonido muy agradable. Como ya expliqué en el anterior post, la idea de diseñar e instalar este conjunto es por 2 motivos principales. Por un lado aumentar las prestaciones de la moto con la idea de ganar un poco más de bajos y por otro lado, el catalizador de serie, además del peso que tiene y del calor que retiene en los colectores, ocupa un gran espacio en la parte baja de la moto y queda muy expuesto. Si se practica a menudo off road con ella, es posible acabar golpeando el catalizador. Con el supresor que le vamos a instalar, vamos a conseguir eliminar estos problemas. Es decir, vamos a reducir unos 4 kgs de peso y vamos a ganar prestaciones además de contribuir a que motor y línea de escape trabajen a una temperatura más baja.

Por cierto, los amigos de GPR también me van a fabricar un cubre cárter a juego reforzado y con buenas sujeciones al chasis para asegurarnos una buena protección del motor cuando nos metamos en líos. No puedo esperar a verlo!!

En poco tiempo podré volver a Italia a recoger mi moto y probarla de vuelta a casa.

Me llevo un buen recuerdo de la estancia con la familia de GPR, por el buenísimo trato que he recibido pero, sobretodo por poner cara a todos los trabajadores que directa o indirectamente han participado en la elaboración tanto de mi escape como de todos los que vamos a empezar a suministrar a través de la web a partir de ahora a nuestros clientes.

Hasta pronto!!!

Leave a Reply

Te podemos ayudar?